MENU
Usted está aquí:
Blog > Cómo reducir la contaminación del aire

Cómo reducir la contaminación del aire

Lunes 16 de mayo de 2016
  Imprimir    Enviar  
Por: Limpiemos Nuestro México
Reducir el uso del automóvil no es la única manera de cuidar la calidad del aire que respiramos. El cuidado del aire es un asunto de gran importancia. Te presentamos algunos útiles consejos para mantener un aire limpio.
Ya que compartimos el mismo espacio, el cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todas las personas que habitamos el planeta. Todas las actividades que desempeñamos día a día, generan en mayor o menor medida, diferentes niveles de contaminación ambiental; y aunque los automóviles ocupan el primer lugar en la contaminación del aire, muchas de las partículas contaminantes que se suspenden en el aire, pueden ser controladas o reducidas controlando nuestros hábitos. A continuación algunos de los consejos más útiles para cuidar la calidad del aire.

Si eres automovilista lo primero que te recomendamos hacer es:

  • Afina y da mantenimiento periódico a tu automóvil
  • Deja tu automóvil en casa lo más posible, especialmente para tramos corto o en horarios pico.
  • Traza tu ruta antes de salir de casa, procura circular por vías alternas.
  • Comparte tu auto con todas las personas que puedas.
  • No te estaciones en doble fila, evita entorpecer el tránsito.
  • Utiliza la bicicleta y el transporte público

Si no eres automovilista también existen muchas cosas que puedes hacer para aportar a la calidad del aire:

  • No quemes basura bajo ningún motivo; sepárala, almacénala y cúbrela bien antes de llevarla al depósito.
  • No compres artículos desechables, o plásticos que nos sean biodegradables.
  • Recicla la basura
  • No arrojes basura a la calle, envuelve y tapa muy bien todo lo que generes y llévalo a casa.
  • Reduce el uso de plaguicidas.
  • Evita el consumo de tabaco
  • Cuida los bosques y zonas verdes que visites.
  • No utilices gasolina ni combustibles para tareas cotidianas.
  • Consume alimentos orgánicos.
  • Utiliza moderadamente las pinturas, aceites y solventes, especialmente en días que hay una alta concentración del ozono.
  • Reduce tu consumo de electricidad, aunque no lo creas el consumo controlado de electricidad, contribuye a disminuir la generación de contaminantes y partículas.
  • Utiliza el método infalible de las 4 erres: Reduce, reutiliza, recicla, recupera.

Con pequeñas acciones que cada uno de nosotros emprendamos desde nuestras casa, la calidad del aire puede mejorar de forma muy notoria. Recuerda que todos compartimos el mismo medio ambiente; así que es nuestra obligación cuidarlo y mejorarlo.